La Caléndula es una planta originaria del Mediterráneo.  Aunque puede ser cultivada a diferentes alturas sobre el nivel medio del mar, los cultivos entre los 1500 y los 1800 m.s.n.m.m. brindan altos rendimientos y desarrollos adecuados.

Luego de ser cultivada en Egipto, llegó a Europa para posteriormente llegar a América y fue utilizada para adornar los jardines, gracias a su llamativo color.

Ha sido reconocida siempre por sus excelentes capacidades en el cuidado de la piel, como la cicatrización, curado de heridas infectadas, acné, manchas de la piel, hemorroides, infecciones de la piel debidas a bacterias u hongos y fortalecimiento, curado y protección de las uñas.

Es por ello que cada vez es más utilizada a nivel cosmético y medicinal.

Ha sido reconocida siempre por sus excelentes capacidades en el cuidado de la piel, como la cicatrización, curado de heridas infectadas, acné, manchas de la piel, hemorroides, infecciones de la piel debidas a bacterias u hongos y fortalecimiento, curado y protección de las uñas.

Es por ello que cada vez es más utilizada a nivel cosmético y medicinal.